- Tú eres un demonio.

- Y tú un santo. ¿Y qué?

- Pues eso, que tú siempre estás pensando cómo hacer el mal. Sin ir más lejos, ayer no le diste nada suelto a aquel hombre en el semáforo de debajo de tu casa. ¿Qué te costaba? Llevabas suelto en el bolsillo.

- Es que ese dinero es mío. Yo me lo gané trabajando. ¿Qué ha hecho él para merecerlo?

- Pero no se trata de eso, me refiero a que tenías la oportunidad de hacer algo bueno que era relativamente sencillo, y no lo hiciste.

- ¿Tú se lo habrías dado?

- Claro

- ¿Por qué?

- Porque él lo necesita más que yo.

- ¿Y no crees que hay gente que lo necesita más que él? Los niños de África, la Asociación Española contra el Cáncer, la investigación de enfermedades raras…

- Eso es demagogia.

- Acusar de demagogia, es demagogia.

- Mira, si tú no le darías dinero a un necesitado es tu problema. Pero yo sí.

- Yo doy dinero a los necesitados; un camarero me sirve un café, yo me lo bebo, y pago por ese servicio. ¿El camarero no necesita el dinero?

- Eres un egoísta. Y no me sorprende, la verdad.

- No soy un egoísta, soy un realista. La vida es dura, y yo prefiero tener unas comodidades antes que dárselas a otros.

- Así te va, con esa catadura moral…

- ¿A qué te refieres?

- Pues… ¡que me parece muy mal que el otro día engañaras a tu mujer! Ya está, ya lo he dicho.

- Eso es cierto.

- ¡Ajá! Entonces, ¿admites que hiciste mal?

- No creo que hiciera algo mal en términos propios de la palabra ‘mal’. Creo que hice algo moralmente reprobable.

- Pero, ¿lo volverías a hacer?

- Por supuesto.

- ¿Cómo? Pero si me acabas de decir que hiciste algo moralmente reprobable.

- Sí, pero la moralidad no la establezco yo, la establece la sociedad. Lo que hoy es moral, en su día no lo fue. Y lo que hoy no se considera moral, es probable que algún día lo sea.

- ¿Y qué vas a hacer? Se lo dirás, ¿no?

- No tengo esa intención.

- Por Dios. No tienes bastante con engañarla, sino que además le mientes.

- Le miento para protegerla; la he engañado, no quiero que encima se ponga triste.

- Esto es el colmo. Le mientes para protegerte a ti. Que eres un cobarde.

- Puede que lo sea, pero mi matrimonio seguirá adelante.

- Yo respeto a mi mujer. ¿Dónde me deja eso a mí?

- Te deja en la posición de un hombre que acepta lo que es. De un hombre que no ve más allá de lo que tiene delante de sus narices. Un conformista.

- ¿Conformista yo? Venga hombre.

- Tu mujer te engañó el año pasado, ¿verdad? La has perdonado. ¿Por qué?

- Lo de mi mujer es muy diferente, en ese caso estábamos mal, las cosas se estaban enfriando, y yo no la traté como debía. Descuidé mi matrimonio.

- Es decir, que la culpa de que tu mujer se fuera con otro, fue tuya. Y que ella volviera demostró que te quería. Claro que sí.

- Yo no lo diría del todo así, pero sí, a grandes rasgos sí.

- Entonces, ¿no crees que se fuera con otro porque estaba cansada de ti, y que luego volviera cuando se dio cuenta de que la otra relación no tenía futuro?

- Creo que te estás pasando.

- ¿Sí? ¿Y qué vas a hacer? No tienes carácter. ¡Eres un conformista y un blando!

- Y tú… tú eres una mala persona. Un egoísta y un adúltero.

- Va, por favor, si hasta tus hijos se ríen de ti. No te respeta nadie.

- ¡Mis hijos me quieren! ¡Y mi mujer también! ¿Sabes lo que voy a hacer? Voy a decirle a tu mujer que la has engañado.

- Creo que no es buena idea que le digas a tu mujer que la has engañado.

- Voy a decirle a mi mujer que la he engañado.

- No le digas a mi mujer que la he engañado.

El ascensor se paró, dejó de mirarse en el espejo, salió, abrió la puerta de su casa y entró.

*Fotograma extraído de la película ‘El Circo’.

FacebookTwitterTumblrPinterestPrintShare

One thought on “[Relativamente] Claroscuro

  1. Muy acertado, la verdad. Es curiosa la dicotomía que existe dentro de cada uno. Me recuerda mucho a El Club de la Lucha. Y a Louis C.K. en el espectáculo “Oh My God!” con el bloque de “Of course… But maybe…”.

    Grande CEA

Responder a Nctmbl Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>